lunes, 28 de abril de 2008

Stonehenge revela sus secretos



Arqueólogos dicen hallar evidencias que explicarían la razón por la cual se construyó.
Un grupo de arqueólogos que realiza excavaciones en el asentamiento neolítico de Stonehenge, en el sur de Inglaterra, afirma haber encontrado evidencias que explicarían la razón por la cual se construyó el mítico círculo de piedras.
El equipo excavó una trinchera donde hallaron cavidades en las que, alguna vez, se colocaron piedras de menor tamaño a las actuales, y que daban forma a la estructura original del conjunto arqueológico.
Los investigadores afirman que estas piedras de arenisca azulada revelan que Stonehenge habría sido un lugar de curación.
Esta es la primera excavación que se realiza en el lugar en más de 40 años.
El siguiente paso del equipo es extraer material orgánico de estas cavidades para poder datar la época en la que llegaron las piedras.
"La primera semana nos ha ido bastante bien. Hemos logrado llegar hasta estas importantes estructuras", dijo el profesor Tim Darvill, de la Universidad de Bournemouth.
"Es un proceso lento pero al momento todo está resultando de acuerdo a lo planeado".
Darvill lidera los trabajos de excavación junto al profesor Geoff Wainwright, presidente de la Sociedad de Anticuarios de Inglaterra.
"Lourdes neolítico"
La excavación es financiada por la BBC y grabada en video para un documental que será transmitido en el programa Timewatch a fines de este año.
Darvill y Wainwright dicen que el conocer mejor la historia de las piedras podría ser la clave para resolver el misterio de por qué se erigió este monumento de más de 4.500 años de antigüedad.
Los arqueólogos afirman que estos monolitos fueron transportados más de 250 kilómetros hasta este lugar porque los antiguos pobladores creían que las piedras tenían propiedades curativas.
Incluso el profesor Wainwright hace una analogía y califica al sitio como un "Lourdes neolítico", en referencia al santuario de Lourdes en el sur de Francia.
Se cree que los "arcos" gigantes, que fueron traídos desde una distancia de 20 kilómetros, llegaron al lugar mucho después.

Además de las cavidades los arqueólogos también han desenterrado algunos restos de cerámica romana, un fragmento de un antiguo tazón y martillos de piedra


Por Nicolás De Stefano

1 comentario:

Artemis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.